Como ya anunciábamos ayer en iWorld, Google se embarca en el campo de las redes sociales y lo hace integrando el servicio en su correo electrónico Gmail. Así de fácil. Google Buzz aparece justo debajo de la “bandeja de entrada” de Gmail y se espera que esté a disposición de todos los usuarios a lo largo de esta semana, aunque ya existen algunos que han podido probarlo. Los nuevos servicios permiten modificar estatus y compartir mensajes, vídeos, fotos o cualquier archivo en tiempo real, como si estuviéramos en una red social.

La idea de Google es ponerse a la altura de Facebook o Twitter a la hora de ordenar y compartir información en tiempo real, pero con las ventajas de no tener que volver a crear una lista de contactos –usaremos los que ya tenemos de Gmail– y de tener acceso integrado a servicios propios de Google como Picasa, Blogger, Youtube o Google Maps.

Según Edward Ho, director técnico del proyecto, Google Buzz es visualmente superior a la competencia. “Se acabaron las molestas fotos diminutas: Buzz integra archivos multimedia de alta resolución y a pantalla completa. Y los vídeos los podremos ver en la misma ventana, sin necesidad de abrir otra”, explicó en el blog Oficial de Gmail.

Otra de las ventajas de Buzz es la relevancia en los mensajes instantáneos. Si un usuario no está interesado en un determinado tema, puede indicarlo pinchando en la pestaña de “no interesante” y en sesiones posteriores, Buzz filtrará los mensajes de las personas o de la temática que hayamos rechazado.

Buzz también funciona desde el móvil y, según Google, no sólo es una versión reducida de la versión para PC. Google Buzz, ofrece un elemento añadido: ubica nuestra posición en el mapa cuando enviamos o recibimos mensajes en tiempo real. Los usuarios de iPhone y Android podrán acceder al servicio desde Buzz.Google.com.

Google espera mejorar los servicios de Buzz para empresas y colegios, por lo que la nueva herramienta no aparecerá de momento en Google Apps. Además, Buzz incorpora las características del resto de redes sociales como Facebook o Tuenti, en concreto, la posibilidad de crear contenidos públicos o privados, enviar mensajes en tiempo real, transmitir estados de ánimo y añadir información de otras webs.