En sus inicios, Internet Explorer era el navegador web por excelencia, el más usado y el más completo. Años después, logró conseguir otro hito: convertirse en el más odiado y el que más memes ha protagonizado. Ahora, nos preparamos para decirle adiós para siempre.

Quizás te sorprenda que Internet Explorer aún siga vivo, pero lo cierto es que todavía hay personas (pocas) que lo utilizan. Tendrán que dejar de hacerlo pronto, pues el próximo 15 de junio, Microsoft dejará de ofrecer soporte para su app de escritorio.

Los que no estén preparados para despedirse definitivamente del navegador podrán seguir utilizando el modo compatible con Internet Explorer de Microsoft Edge. Eso sí, se beneficiarán de la experiencia más rápida, segura y moderna que ofrece el Edge.

A finales de 2020, Microsoft ya tomó una drástica decisión que animó a muchos usuarios de Internet Explorer a cambiar de navegador. En aquel entonces, la compañía bloqueo varias páginas web en el IE por cuestiones de seguridad.

Hay que apuntar, no obstante, que la muerte anunciada de Internet Explorer solo se producirá en algunas versiones de Windows 10, más concretamente la versión 20H2 o posterior. Podrán seguir usándolo, por otro lado, los que tengan Windows 7 o Windows 8.1 instalado.

Pero si crees que ya va siendo hora de cambiar de navegador y apostar por uno más moderno y con mejores funciones, consulta nuestra guía de los mejores navegadores web (spoiler: Google Chrome).