Tras meses de filtraciones y especulación, Facebook ha confirmado que está trabajando en Libra, un proyecto de criptomoneda que llegaría al mercado financiero durante la primera mitad de 2020 y podría usarse en aplicaciones como WhatsApp y Messenger.

La nueva criptodivisa ya dispone de su propio sitio web en la que puede encontrarse información, como por ejemplo su funcionamiento. Como es habitual en el sector de las monedas digitales, Libra utiliza tecnología de blockchain.

Además, cuenta con el respaldo de una reserva de activos, lo que debería convertirla en un valor estable en el que poder confiar. Como cualquier otro criptoactivo, no está controlada por los bancos centrales, sino que está gobernada por una asociación independiente.

El objetivo de la Asociación Libra, cuyas oficinas centrales están en Ginebra, es asegurar la estabilidad del valor de Libra, así como ampliar la red y la reserva de activos. Los miembros fundadores son los encargados de ejecutar estas funciones.

Entre ellos se encuentran organizaciones expertas en pagos (MasterCard, PayPal, PayU, Stripe y Visa) y blockchain (Anchorage, BisonTrails, Coinbase y Xapo). Facebook también se ha ayudado de empresas de telecomunicaciones y capital de riesgo.

La compañía de Mark Zuckerberg no es la única del sector de la tecnología y el mercado digital, ya que Booking Holdings, eBay, Farfetch, Lyft, Mercado Pago, Spotify y Uber también han querido formar parte de este proyecto.

Imagen de Facebook

Calibra, la cartera digital de Libra

Está por ver si Facebook y sus socios conseguirán convencer a la gente a usar la nueva criptomoneda. De ser así, la popular red social podría generar beneficios fuera de la publicidad, que hoy por hoy conforma el 99 % de sus ingresos por ventas.

Para conseguirlo, han creado la cartera digital Calibra, en la que poder guardar los activos de Libra y que estaría incluida en sus apps Messenger y WhatsApp, aunque en un principio no podría usarse desde Instagram.

Según Facebook, el proceso de compra utilizando Libra será muy sencillo, y lo equipara con enviar un mensaje de texto. A medida que se desarrolle el proyecto, la idea es hacer que puedan pagarse facturas, billetes de metro o cafés con tan solo un clic.