La Luna como lugar de vacaciones. Marte como próximo destino. El deseo del hombre de pasear por la galaxia. Cada vez más, países e instituciones tienen la mirada puesta en lo que podríamos llamar "la conquista del espacio". Por eso no es de extrañar que estemos hoy hablando de la primera nación espacial. Su nombre, Asgardia.

El líder del proyecto es el nanocientífico ruso Igor Ashurbeyli, fundador del Centro Aeroespacial Internacional de Investigación con sede en Viena, y actual presidente del comité de Ciencia Espacial de la Unesco.

Ashurbeyli ha dicho que el objetivo de este experimentocientífico, legal y tecnológico es"abrir el acceso a la tecnología espacial, proteger la Tierra de amenazas cósmicas y fomentar la paz".

Para empezar, se ha planteado lanzar al espacio un satélite simbólico en 2017, que no pertenecerá a ningún país sino que será una nación en sí mismo. En cualquier caso, y desde estos momentos, Asgardia puede comenzar a sumar ciudadanos, quienes estarán físicamente en la Tierra y tendrán algo así como una doble residencia: en su país de la Tierra y también en Asgardia. Cuando el número de "asgardianos" supere los 100.000, Ashurbeyli ha hablado de la intención de solicitar oficialmente a la ONU el estatus de estado.

Si quieres formar parte de la ciudadanía de Asgardia puedes realizar la solicitud a través de la página web del proyecto. Si lo haces, y en palabras de sus fundadores, entrarás a formar parte del prototipo de una sociedad libre y sin restricciones que favorecerá el conocimiento, la inteligencia y la ciencia.

Estaremos pendientes del desarrollo de este país del espacio que, por cierto, ha tomado su nombre de Asgard, uno de los nueve mundos de la mitología nórdica.