La compañía regalará licencias de Windows para teléfonos y tablets con tamaños de pantalla que no alcancen las 9 pulgadas, es decir, ya no habrá que pagar por licencias de Windows Phone o para tablets Windows, donde la compañía sigue empeñada en ganar presencia a pesar del gigantesco mundo Android. Y regalar el software, puede atraer a muchos fabricantes de equipos.

Incluso, puede hacerle ganar terreno por partida doble, si tenemos en cuenta que Microsoft recibe dinero por sus licencias para dispositivos Android que fabrican terceros y que Google intenta cobrar por incluir sus apps en móviles Android.

Combinando esto con los nuevos requerimientos de hardware reducidos de las nuevas versiones de Windows Phone 8.1 y la próxima actualización de Windows 8.1, la compañía parece bien posicionada para facilitar que los costes de los dispositivos bajen aún más, y esto ayudará a extender el ecosistema Windows a nuevos y valiosos mercados.

Pero los móviles y tablets no serán el único hardware que consiga licencias gratuitas de Windows. De hecho, la compañía ha anunciado el "Windows para Internet de las cosas" en su conferencia Build. Cuando este sistema operativo centrado en dispositivos inteligentes vea la luz, también se ofrecerá de forma gratuita.

Sin duda, ofrecer Windows gratis es un cambio radical para Microsoft, que hizo fortuna con las licencias de su software. Sin embargo, no hay que esperar ver pronto licencias gratis de Windows para PC, la joya de la corona.