La nueva plataforma para compartir vídeo entre usuarios de Twitter, Vine ha sido invadida por el porno, tal y como ha escrito Nick Bilton, columnista de The New York Time en su cuenta de Twitter, tras una búsqueda de tags como #porn u otros de temática similar.

De acuerdo con la política del servicio, los usuarios de Vine pueden marcar los vídeos como inapropiados y, cuando el suficiente número de usuarios lo hace, el sistema bloquea el vídeo. Twitter tiene un sistema de bloqueo para contenido no apropiado, lo que denominan NSFW (Not Safe for Work, No apto para verlo en el trabajo), pero en el caso de Vine todavía no está disponible. En todo caso, Twitter siempre ha presumido de no censurar los comentarios de los usuarios, ni sus contenidos, salvo en caso de incumplimiento de la legalidad, y, de hecho, los filtros activos en este sentido se debe a la legalidad específica de algunos países, como es el caso del activo en Alemania.

Al hilo de esto, un portavoz de Twitter ha comentado que los contenidos no apropiados (por desnudos, violencia o procedimientos médicos, por ejemplo), pueden marcarse como no apropiados, y esto genera un mensaje que los usuarios deben ver y aceptar antes de poder acceder al citado contenido.

Asimismo, este portavoz recordaba que, según los términos legales del servicio, violar las condiciones de uso de Vine provoca, de forma inmediata, la retirada el contenido y el cierre de la cuenta del usuario.