Se llama Kniterate y es una máquina de tejer que crea prendas de punto a partir de los diseños que se hayan cargado con anterioridad en un ordenador. Su funcionamiento es el mismo que el de una tejedora industrial, pero no es necesaria la intervención de ninguna aguja. Por su diseño y tamaño es perfecta para tenerla en casa.

La tejedora en cuestión puede utilizar al mismo tiempo un máximo de seis carretes de hilo convencional, por lo que es posible realizar patrones de hasta seis colores distintos.

Crear el diseño es muy sencillo porque no es necesario que lo hagas desde cero; tan solo tendrás que descargar desde Internet el que más te guste (puedes conseguir gorros, guantes, bufandas, pantalones...) colocar los carretes de hilo y pulsar un botón. Por su funcionamiento, hay quien se ha referido a esta máquina como "una impresora 3D para prendas de vestir".

El software diseñado para la creación de ropa incorpora una plataforma de medios sociales pensada para que los usuarios puedan compartir sus creaciones con otros diseñadores independientes.

Decirte que si te ha conquistado Kniterate, estás a tiempo de conseguir una por un precio que ronda los 4.500 euros (unos 3.000 euros menos de lo que costará cuando salga a la venta para el gran público dentro de un año).