Parece de ciencia ficción pero no lo es. Muchas veces hemos escuchado noticias sobre animales que se escapaban de sus granjas, provocando un gran caos circulatorio en poblaciones cercanas. Uno se imagina el asombro de aquellos conductores encontrándose frente a frente con un bisonte, un oso o un rebaño de ovejas en mitad de la autopista. ¿Te imaginas encontrarte no con un animal perdido sino con un ROBOT?

Eso mismo acaba de ocurrir en la ciudad de Perm, en Rusia. La historia la ha protagonizado Promobot; un robot diseñado para prestar asistencia en centros de exposiciones, centros de negocios, teatros, conferencias, etc. Es algo así como un robot anuncio que trabaja promocionando eventos y marcas, ofreciendo información y resolviendo las preguntas de los asistentes.

Bien, pues hace unos días Promobot decidió que quería salir a la calle a dar un paseo y, aprovechando el descuido del equipo de ingenieros, salió por la puerta abierta de su laboratorio. Lo cierto es que no llegó demasiado lejos porque su batería se agotó enseguida. En cualquier caso tuvo tiempo de llegar hasta una calle cercana, quedando en medio de la vía con el consiguiente caos circulatorio.

Oleg Kivokurtsev, uno de los fundadores de los laboratorios responsables de este robot aventurero afirmó, en declaraciones a Digital Trends: "No todos los días la gente se encuentra con un robot, supongo. Había poco tráfico y una persona llamó a la policía".

Imaginamos la cara del policía al llegar al lugar de los hechos y la incredulidad de los conductores al cruzarse con el robot. Aunque quizás el propio Promobot, antes de apagarse, también tuvo tiempo de preguntarse con sorpresa quiénes eran esos tipos de cuatro ruedas que avanzaban hacia él en línea recta y sin control.

Aquí te dejamos el vídeo donde puedes ver parte de la aventura protagonizada por Promobot:

Imagen: Promobot Labs