Es el emoji de la “cara con lágrimas de alegría”, mostrado en la imagen, que se utiliza en millones de mensajes. Había otros fuertes contendientes de muy diferentes campos, pero esta imagen se ha elegido como "palabra" que mejor refleja los valores, el estado de ánimo y las preocupaciones en 2015.

Los emojis existen desde finales de 1990, pero en 2015 su uso se ha multiplicado exponencialmente. Y, de todos los que se utilizan, el elegido ha sido el más utilizado a nivel mundial en 2015.

En concreto y, según el análisis de la firma de tecnología móvil SwiftKey para Oxford University Press, que es la empresa editora del diccionario, hasta el 20% de todos los emojis utilizados en el Reino Unido en 2015, y el 17% en EE.UU fue la cara superalegre, con un aumento respectivo del 4 y el 9%, respecto a 2014.

Como se explica en su blog, la palabra emoji también ha visto triplicado su uso entre 2014 y 2015. El emoji se define como 'una pequeña imagen digital o icono utilizado para expresar una idea o emoción en la comunicación electrónica". Es un préstamo lingüístico del japonés, y viene de ‘e’ (foto) y ‘moji’ (letra, carácter).

Está claro los emojis ya no se concentran solo en mensajes de texto entre adolescentes y se utiliza de forma general como una forma de matizar la expresión, superando las barreras del idioma.