En uno de sus extremos tiene localizado el conector USB convencional que va conectado a cualquier puerto USB de ordenador, o bien, a un adaptador de corriente tradicional. En el otro, encontramos las dos modalidades de conexiones, tanto micro USB como Lightning. De esta manera, el usuario puede utilizar indistintamente tanto un dispositivo como otro sin preocuparse de compatibilidades. Los usuarios también encuentran beneficio en el hecho de poder realizar conexiones entre dispositivos para transferir contenidos, ya sean música, vídeos, imágenes o documentos de cualquier tipo.

El cable, de un metro de longitud, permite realizar las conexiones cómodamente incluso cuando se trata de obtener la corriente eléctrica de un enchufe de la pared. Gracias a su formato de cable plano, se evitan en gran parte los enredones al ser transportado en cualquier bolso o mochila. Es posible encontrarlo tanto en color negro como blanco para adaptarse a las preferencias de cada usuario. Su precio de venta recomendado es de 12 euros.