Como te contábamos recientemente,los robots se han convertido en imprescindibles de nuestro día a día, siendo cada vez más autónomos. La robótica avanza a pasos agigantados y se hace necesaria una adaptación óptima a entornos reales, además de poder lograr una relación equilibrada entre las personas y los robots.

En cuanto al sector transportes, cada vez nos encontramos con más noticias que nos hablan de vehículos autónomos auto-pilotados, ya sean coches o aeronaves.

Bien, pues ahora queremos presentarte a ALIAS, un brazo robótico que es capaz de pilotar y hacer aterrizar un Boeing 737. El pasado año, este robot ya había pilotado con éxito una avioneta Cessna además de un jet privado. Y ahora se ha atrevido con un avión comercial aunque, todo hay que decirlo, a través de un simulador de vuelo. Este simulador de Boeing 737-800NG es el mismo con el que entrenan los pilotos humanos para conseguir la Licencia Oficial de Piloto.

El pasado mes de marzo, el brazo robótico ALIAS manejó los motores y los mandos principales de este Boeing 737, al mismo tiempo que una videocámara ubicada en su parte superior controlaba las señales de los paneles de control e interpretaba los valores.

¿Será éste el primer paso hacia los "pilotos del futuro", o más bien un acercamiento hacia un nuevo sistema de seguridad, útil en caso de emergencia por incapacidad del piloto humano?