400 startups de todo el mundo han presentado sus soluciones en torno a cuatro áreas (Industria 4.0, Smart City, Movilidad Futura y Vida Digital) para competir en el concurso internacional CODE_n, que se celebra este año en torno a Internet de las Cosas. De ellas, 50 mostrarán sus propuestas en CeBIT 2015, que se celebrará del 16 al 20 de marzo en Hannover y que acogerá la final.

Entre los finalistas hay startups procedentes de Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Croacia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Letonia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido.

De las 9 candidaturas que se presentaron desde España, tres han llegado a la ronda final: Aiso, Carriots y Lhings. La primera es una joven empresa de Alicante, Aiso, que se ha colocado entre los finalistas de la categoría de Vida Digital gracias a su proyecto Aisoy, un revolucionario robot emocional para niños que crea nuevas experiencias de juego y aprendizaje mezclando inteligencia artificial y robótica. De esta forma, estimula la creatividad para, por ejemplo, aprender a programar.

Por otro lado, la madrileña Carriots se ha clasificado en la categoría de Smart City. Esta startup ayuda a crear nuevos productos y servicios conectando objetos a Internet y creando aplicaciones para ellos gracias a su plataforma Carriots. Así, simplifica la recopilación de los datos de sus dispositivos y la creación de apps para los mismos creando triggers y reglas de código.

Por su parte, la barcelonesa Lhings ha desarrollado una innovadora plataforma cloud IoT para que sus usuarios finales puedan empezar a utilizar sus servicios con sólo crear una cuenta gratuita. Así, gracias a esta plataforma se permite a las personas interactuar con sus dispositivos, entre ellas u ofrecer servicios a otras personas.