Como publicábamos en su momento, Toshiba anunció en febrero que dejaría de fabricar dispositivos y discos HD DVD. Esto acaba con la incertidumbre entre dicho formato y el Blu-ray, quedando este último como unido soporte de vídeo de alta definición.

Por otra parte, el anuncio deja en la estacada a miles de consumidores que han adquirido un reproductor para el que ahora no van a encontrar discos. Por ello la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), según informa en su revista Compra Maestra del mes de abril, se puso en contacto con el fabricante para tratar de buscar una solución.

Finalmente Toshiba se ha comprometido a atender todas las reclamaciones de los socios de la OCU en esta materia, aunque no se aclara que respuesta se dará a las mismas reclamaciones de los consumidores que no sean socios de la Organización.

Si ha comprado recientemente un HD DVD de Toshiba, puede ponerse en contacto con la OCU en su página web.