Western Digital ha presentado su primera unidad SSD portátil al que ha denominado SSD My Passport. Con un tamaño inferior a la palma de la mano, la nueva unidad utiliza un conector USB Tipo C en modalidad reversible con USB 3.1 Gen2 para garantizar la máxima compatibilidad y velocidades de lectura y escritura que bien pueden rivalizar con las ofrecidas por las unidades SSD internas conectadas a los puertos SATA de la placa base de los PC. De hecho, la unidad SSD My Passport alcanza según el fabricante velocidades de hasta 515 MBps. Este rango de velocidades resulta especialmente interesante para entornos de backup automáticos, copias de ficheros de gran tamaño, así como en situaciones en las que se haga necesaria la ejecución de máquinas virtuales en el ordenador.

El kit también viene con un adaptador para usar con los puertos USB Tipo A más tradicionales que todavía se encuentran presentes en infinidad de ordenadores. La unidad tiene un tamaño especialmente compacto con un grosor inferior a los 10 mm, dotándola además de una gran robustez. Entre los test de resistencia, llevados a cabo por WD, destaca el test de caída con altura superior a los 2 metros, probando además la resistencia a golpes de 1500G de fuerza. 

La nueva unidad puede ser adquirida con capacidades de 256GB, 512 GB y 1 TB, e incluye el software WD Backup que permite a los usuarios hacer copias de seguridad de los contenidos de manera automática. También es compatible con Dropbox y Apple Time Machine, aunque debe ser formateada antes de que pueda utilizarse con el servicio asociado. A efectos de seguridad, My Passport SSD viene con cifrado hardware de tipo AES de 256 bits y protección por contraseña. El modelo más económico puedes encontrarlo a un precio recomendado de 129 euros con una garantía superior a los 3 años.