Los modelos A300 y A350 son los nuevos modelos que se incorporan a la gama y con ellas ya son tres las DSLR presentadas este año, pues están destinadas a competir en la gama baja del mercado, junto a la A200 que el fabricante lanzó en enero durante el CES (Consumer Electronics Show).

La ampliación de la gama Alpha de Sony coincide con el rápido crecimiento del rango de modelos DSLR de menor precio.

La principal diferencia entre ambas cámaras es la resolución del sensor. La A300 puede capturar imágenes de 10,2 megapíxeles, mientras que la A350 llega a 14,2, lo que proporciona imágenes de 4.592 x 3.056. Ambas cuentan con sistema Live View para componer utilizando la pantalla TFT de 2,7 pulgadas que, además, es basculante (hacia arriba y hacia abajo) para permitir tomar fotografías en ángulos complicados, convirtiendose en los primeros modelos de Sony en incluir esta tecnología. Además Sony anuncia que gracias a la tecnología de detección de fase TTL se podrán hacer disparos de manera continua y rápida mientras se utiliza el LiveView. Tambien en este modo se incluye un zoom digital de 1,4 ó 2 aumentos.

Las nuevas Alpha estarán disponibles en abril por un precio previsto de 600 y 750 euros respectivamente, sólo el cuerpo; o 700 y 850 € con un objetivo DT18-70mm F3.5-5.6; o bien 900 y 1.050 € añadiendo tambien un DT55-200 F4-5.6.