La compañía, que denomina “organizador personal de entretenimiento” a este dispositivo, lo ha desarrollado en dos versiones: monocromo y color; ambas con idénticas características y casi el mismo precio (500 y 550 dólares; unas 88.000 y 97.000 pesetas, respectivamente).

Entre las características de los nuevos dispositivos se encuentra la tarjeta Memory Stick de la compañía, aunque los primeros modelos no soportarán las versiones de esta tarjeta que se utilizan con los reproductores de música digital de Sony. Esto significa que no podrán funcionar como reproductores MP3. El hardware de protección contra copias integrado, necesario para soportar las tarjetas de memoria para la música, no estará listo hasta que debuten los modelos de la segunda generación.

Además de ofrecer una vía para añadir memoria extra o incluso transferir archivos al dispositivo, Sony tiene intención de producir una gama de periféricos, como una videocámara con un adaptador que se conecte a la ranura de la tarjeta Memory Stick.

Otra característica es el botón de navegación que se está convirtiendo en un estándar en la mayoría de teléfonos móviles y dispositivos electrónicos portátiles de Sony. Este botón permite a los usuarios desplazarse por los listados de la pantalla y seleccionar pulsando el mismo botón, de forma que se puede trabajar con una sola mano.

Un área en la que este dispositivo se distingue de otros Palm es su capacidad para reproducir vídeo. Sony ha incrementado la velocidad de reloj del procesador Dragon Ball EZ hasta 20 MHz y ha instalado un sistema de software de reproducción de vídeo de Generic Media. La calidad de reproducción se sitúa entre cuatro y diez imágenes por segundo.

Por cuanto a lo demás se refiere, el dispositivo es muy parecido a sus competidores. Sony ha añadido algunos programas, como un navegador web, correo electrónico y visualizador de imágenes.

SONY

Tel. 915 365 700

www.sony.es