Este dispositivo circular, como muestra la imagen, incluye sensores de temperatura y movimiento, y se fija a dispositivos como frigoríficos y lavadoras. La idea es que ofrezcan actualizaciones básicas de su estado a través de Internet.

Por ejemplo, fijar SmartThinQ a una secadora nos permitiría detectar las vibraciones de la máquina y saber cuándo es el momento de sacar la ropa. Una nevera con este accesorio nos diría cuántas veces se abre la puerta, pero también, según LG, el propietario sabría cuándo un alimento está casi caducado, aunque no está claro cómo funcionaría.

LG señala que SmartThinQ podrá controlar de forma remota ciertos dispositivos, como los aparatos de aire acondicionado.

La firma ofrecerá su propia app SmartThinQ para monitorizar y controlar varios dispositivos.

En vez de trabajar con plataformas inteligentes existentes, LG está optando por AllJoyn, un framework de código abierto que pretende que todos los dispositivos conectados trabajen en armonía. Al hacerlo, compite directamente con otros entornos de código abierto, como IoTivity o la propuesta de Google, que se llama Weave.

Todavía no se conoce el precio ni la disponibilidad.