Ambas compañías repiten en 2014 como los dos principales demandantes de semiconductores, con el 17 por ciento del mercado global, según Gartner. Juntas, acapararon 57.900 millones de semiconductores el año pasado, incluso un 8 por ciento por encima del año anterior.

Samsung y Apple encabezan esta lista de compradores de chips durante cuatro años consecutivos y sus decisiones tecnológicas y de precios marcan la tendencia en todo el mundo, sostienen los expertos de la firma.

Aunque Samsung mantuvo el liderazgo en este ranking, su evolución anual fue inferior al crecimiento del mercado global, por algunos problemas en el mercado de teléfonos inteligentes y por su retirada de algunos segmentos del mundo PC, explican los analistas.

Un repaso al Top 10

Por orden, los diez primeras compañías compradoras de chips son Samsung, Apple, HP, Lenovo, Dell, Sony, Huawei, Cisco, LG y Toshiba. Entre todas compraron 125.600 millones de semiconductores, o un 37 por ciento de los ingresos a nivel mundial, creciendo en torno a un 9,4 por ciento.

Como resultado de la estabilización de los precios de las memorias a partir de 2013, ocho empresas de las 10 primeras de este ranking aumentaron su demanda de semiconductores en 2014. Ese selecto grupo se mantiene inalterable en su composición y repiten todos con respecto al año anterior.

Gracias a varias fusiones y adquisiciones, Lenovo consolidó su cuarta plaza, aumentando significativamente su demanda en 2014, con un crecimiento del 33,9 por ciento. Con un crecimiento del 21,6 por ciento, Huawei ascendió al puesto 7, frente al 9 de 2013, mientras que LG Electronics paso del diez al nueve.

Samsung y Apple mantienen pues un impacto enorme en este mercado, aunque pierden cierto fuelle, en favor de los fabricantes chinos, como Lenovo y Huawei.

El auge y declive de los nuevos modelos es cada vez más rápido y resulta mucho más difícil que los gigantes de la industria mantengan su posición año tras año.