La nueva tecnología WiFi de 60Ghz lograría velocidades de transmisión de hasta 4,6Gbps, es decir, cinco veces más que los actuales 866Mbps, y el fabricante pretende integrarla en sus productos, según ha reconocido uno de sus principales directivos. Como resultado, muchos de los productos de su marca dispondrán de prestaciones mejoradas en breve.

Hasta ahora, esta tecnología había encontrado trabas para su despliegue, en especial, la capacidad de sus ondas milimétricas para traspasar obstáculos sin perder su trayectoria. Como consecuencia, se producía una señal de baja calidad que impedía una correcta transmisión de los datos.

Pero estas barreras parecen haberse superado con un nuevo diseño de circuitos y modernas tecnologías de alto rendimiento, así como una cobertura de antena superior. En consecuencia, Samsung ha logrado añadir calidad a la señal y los productos serían ahora comercialmente viables.

El secreto radicaría en saltarse las congestionadas bandas de 2,4 y 5GHz para utilizar la frecuencia de 60GHz.

El problema ahora es que este espectro de 60GHz no cuenta con licencias de uso en muchos países, aunque se esperan novedades al respecto en los primeros meses del año que viene.

Samsung pretende integrar esta tecnología en una amplia gama de productos, incluidos los dispositivos de audio y vídeo que se utilizan en entornos médicos, así como en diversos equipos de telecomunicaciones. Además, jugará un papel importante en tecnologías para el hogar y en Internet de las Cosas.