Ambas cámaras, tanto la S760 como la S860, disponen de zoom óptico de 3x (38-105 mm en equivalencia con cámaras de 35 mm) lentes Samsung SHD y sistema de estabilizador de imagen digital. Todo ello contribuye a que tomen imágenes nítidas, claras y sin desenfoques debidos a los movimientos del usuario al tomar la imagen especialmente en condiciones de baja iluminación, según indica Samsung.

Las cámaras cuentan con tecnología de detección de rostros capaz de reconocer hasta nueve rostros en la escena, con ello ajusta el enfoque y la exposición en la imagen para obtener mejores resultado. Graban vídeo a una resolución máxima de 640 x 480 píxeles a 30 imágenes por segundo, cuentan con sistema de edición y retoque de imágenes integrado y se alimentan con dos baterías de tipo AA.

Ambas cámaras estarán disponibles en Estados Unidos a partir del próximo mes, pero se desconoce cuando lo estarán en nuestro país. El modelo S760 cuesta 170 dólares, mientras que el modelo S860 tiene un precio de 180 dólares.