La multinacional de San Diego se propone adquirir Wilocity, empresa especializado en chips de alta velocidad por unos 300 millones de dólares, aunque ambas partes aún no han pactado las condiciones finales de la operación, según TheMarker.

Fundada en 2007, esta empresa fabrica chipsets wireless a 60 GHz que alcanzan velocidades de acceso a Internet de 7 Gigabits. Con estos procesadores, los usuarios pueden descargar contenidos pesados, por ejemplo de vídeo más rápidamente, según describe TheMarker, que recuerda que estos chips de Wilocity ya están presentes en algunos equipos Dell, su primer cliente.

Según publica Reuters, Qualcomm ya es accionista de Wilocity, que también cuenta con otros inversores como Marvell Technology, Cisco, Pegatron, Benchmark Capital, Sequoia, Vintage Investment Partners o Tallwood Partners. TheMarker asegura que, en total, Wilocity ha recaudado hasta ahora 105 millones de dólares de sus inversores.