Como puede parecer lógico, la cámara que Panasonic ha integrado en el móvil se utilizará principalmente para realizar fotografías, aunque el fabricante ha comentado que la cámara tendrá nuevas funcionalidades como poder vincular una imagen a cualquier número de la agenda. Todas las imágenes se pueden enviar por MMS o como un archivo adjunto a un correo electrónico. Para conseguir la mayor calidad de la imagen, la pantalla es de TFT y capta 65.000 colores. En el apartado de comunicación, el teléfono viene con WAP 2.0.

Para usuarios que se inclinen por GPRS, el modelo GD87 permite alcanzar velocidades de descarga de datos más altas con una conexión permanente a la red y con la función SyncML. El teléfono posee melodías polifónicas de 16 tonos. Además, es tribanda y dispone de conexión de infrarrojos a través del IrDA.

El teléfono estará disponible a mediados de noviembre y su precio será de 490 euros.

www.panasonic.es