En una superficie de más de 2.000 m2 y con una filosofía eminentemente interactiva, el Pabellón de la Energía Viva mostrará los últimos avances en energías renovables, domótica, cultivos sin suelo y otras técnicas para ahorrar energía y conservar el medio ambiente. Para José Antonio Zaragoza, director general del Pabellón de la Energía Viva, se trata tanto de un centro de ocio educativo para toda la familia como de un punto de encuentro de empresas del sector de las energías renovables.

En lo que se refiere en concreto a dispositivos domóticos para controlar el consumo de energía, se expondrán temporizadores, relojes, termostatos y acumuladores de carga nocturna. En este sentido, una de las compañías que ha colaborado en la creación del Pabellón de la Energía Viva es Sofytel, empresa especializada en domótica y nuevas tecnologías para la vivienda. Sofytel ha instalado en el Pabellón diferentes aplicaciones domóticas, sobre todo, para controlar la vivienda desde el exterior como, por ejemplo, el portero automático que llama al teléfono móvil en caso de producirse algún problema. Asimismo, ha recreado lo que sería la vida en el salón de una casa “domotizada” en el que la iluminación se adecua en función de la presencia de personas o las persianas se orientan según la luz solar.

Además del área de exposición, contará con cinco aulas dedicadas a formación (incluido un Máster en energías renovables).

Pabellón de la Energía Viva es una iniciativa privada que ha realizado una inversión de 12 millones de euros para su puesta en marcha. El precio de una entrada estándar es de 5,60 euros.

www.pabellondelaenergiaviva.com