Sony, Royal Philips Electronics, Matsushita -que fabrica la marca Panasonic-, Toshiba, Hitachi, NEC, Samsung y Sharp son algunas de las compañías integrantes del CE Linux Forum (CELF), cuyo objetivo es definir los requisitos técnicos que adecuarán Linux a los productos electrónicos de consumo y promover un mayor uso del sistema en la industria electrónica, según un comunicado conjunto emitido por los tres primeros fabricantes, fundadores del foro. IBM también tiene previsto entrar a formar parte del grupo.

El CELF publicará su lista de requisitos y aceptará las propuestas de los desarrolladores Linux que contribuyan a alcanzar sus objetivos. Entre las tareas a realizar se encuentra reducir el tiempo de arranque y cierre del sistema, mejorar sus capacidades de tiempo real, reducir sus requisitos de memoria y mejorar sus capacidades de gestión de consumo. Además de definir los requisitos de diversas extensiones de Linux, CELF quiere promover el uso de CE Linux, como lo llaman, en la industria.

Este anuncio parece una respuesta a Microsoft, que está promoviendo el uso de su software en reproductores de DVD, televisores y otros dispositivos electrónicos. La formación de CELF fue anunciada en diciembre por Sony y Matsushita, que afirmaron haber decidido mejorar la plataforma Linux para utilizarla en sus productos de audio y vídeo. En aquel momento también dijeron que estudiarían la creación de un foro para promover un mayor uso de Linux.

Como Linux es un sistema abierto, los fabricantes pueden acceder a su código fuente y hacer los cambios que quieran, siempre que compartan sus modificaciones gratuitamente con otros. El software tampoco requiere el pago de licencias, lo cual lo hace más adecuado para el mercado de electrónica de consumo, donde los volúmenes de ventas suelen ser muy altos.

www.celinuxforum.org