Netflix sigue ampliando sus servicios y los presupuestos de inversión en producciones europeas, algo que queda patente con el anuncio hecho público recientemente dela creación de 400 nuevos puestos de trabajo en la región de Europa con motivo de la inauguración del nuevo centro de servicio al cliente europeo que acaba de abrirse en Amsterdam esta misma semana. Este nuevo personal se une al actual que está formado por 120 empleados de 18 países trabajando en la sede que aborda las necesidades de la zona EMEA, como el desarrollo de negocio, tareas de marketing, relaciones públicas y las funciones corporativas tales como finanzas, legal y RRHH.

Según palabras de Reed Hastings, CEO y cofundador de Netflix, “Europa es un centro creativo para contar historias que tengan resonancia en el resto del mundo y continuaremos invirtiendo en contenido europeo”. Desde su desembarco en Europa allá por el año 2012, la compañía afirma haber destinado más de 1.750 millones de dólares a producciones de países de la zona EMEA, con un total de más de 90 producciones originales en diversas etapas de desarrollo.

Las series de Netflix producidas en Europa llegan a estar disponibles a todos los usuarios del servicio de streaming, con lo que su repercusión puede llegar a los más de 100 millones de suscriptores que Netflix tiene por todo el mundo. En base a los nuevos puestos de trabajo ahora ofertados, la compañía ha tenido que reubicar su sede de EMEA a un nuevo edificio tras crecer hasta el punto de que la sede inicial, ubicada en Ámsterdam, quedarse pequeña.