No es un tema que pase desapercibido estos días, desde que Apple incluyó bloqueadores de contenido en iOS 9 y la existencia de extensiones para navegadores como AdBlock y AdBlock Plus, que han conseguido popularidad entre los usuarios.

Ahora Mozilla aborda también este tema con sus propias líneas a seguir que espera sean seguidas por otros.

Como explica PCWorld.com, Mozilla propone tres principios básicos: la neutralidad del contenido, transparencia y control, y apertura.

El primer principio sostiene que el software de bloqueo de contenidos debe ajustarse a las necesidades del usuario, y no sólo a un tipo concreto de contenido de que se trate. En otras palabras, si un anuncio no está vulnerando la privacidad del usuario o su seguridad, no debe ser bloqueado.

Transparencia y control se refiere a que los usuarios deben tener la última palabra a la hora de controlar su experiencia y ser capaces de autorizar ciertos componentes de un site, o el site completo, en función de su propio criterio.

Por último, la apertura alude a los proveedores de contenido, como propietarios de sitios web y a las compañías anunciantes, que deberían poder interactuar con los sistemas de bloqueo. De esta forma, si un determinado comportamiento lleva a cualquier empresa a una lista negra, tiene que haber algún mecanismo para que sus contenidos dejen de estar bloqueados.