La dueña de la compañía, Alexandra Davis, decide contratar a los cinco jóvenes para conseguir mayor competitividad en sus productos. Mike, Marcello, Pi, Bec y Ram tienen distintas procedencias pero una cosa en común: la pasión por la informática. A ellos se les une Virgil, un personaje virtual creado por la dueña de la empresa, que también se encargará de probar los juegos de ordenador. En los trece capítulos de que consta la serie, se tratarán distintos problemas reales de la informática, como los virus, y sus soluciones, a la vez que se relatará la vida personal de los protagonistas.

Cada un de los capítulos, dirigidos a un público de entre siete y doce años, tiene una duración de 30 minutos. Están producidos por la Fundación Australiana de Televisión para Niños, en asociación con Disney Channel, con lo que se garantiza el control de imágenes violentas o perjudiciales para los menores.