El espectacular boom que la consultora adelanta es resultado de la tecnología de emulación de tarjeta (HCE) y el lanzamiento de iWallet que prepara Apple. La primera transforma una aplicación en una tarjeta inteligente virtual, de modo que para la tecnología NFC (Near Field Communication), el elemento de seguridad (SE) ya no tiene estar físicamente en el dispositivo móvil. Este último punto supone que los bancos pueden retener el control del cliente sin necesidad de aliarse con los operadores de redes móviles, que saldrán perjudicados.

Además, el respaldo de Visa y MasterCard para apoyar la tecnología HCE debe suponer la tranquilidad de los bancos, siempre preocupados por la seguridad de las transacciones.

El informe de Juniper adelanta que la fecha más probable para el lanzamiento de iWallet es el cuarto trimestre de este mismo año, lo que permitirá la posibilidad de realizar pagos contactless seguros a través de BLE (Bluetooth de baja energía) y una segunda interfaz. Además, espera que la entrada de Apple en este terreno impulse los pagos de proximidad y la adopción de la tecnología NFC.