El informe de la firma, titulado Smart Home Ecosystems & the Internet of Things, calcula que cerca del 80 por ciento de los ingresos totales en esta área procederán de los servicios de entretenimiento, puesto que, a medida que las velocidades de conexión se incrementan, los proveedores de servicios podrán ofrecer mayores volúmenes de contenido.

Según Juniper, el crecimiento se ha visto estimulado por la emergencia de proveedores de contenidos como Netflix, LOVEFiLM and Amazon Instant Video, y también por una mayor adopción de televisiones conectadas por parte de los consumidores. En este sentido, la consultora matiza que aunque el mercado de la televisión inteligente apenas cobra fuerza, los descodificadores y las consolas son ya una opción popular entre los usuarios a la hora de conectar sus televisores a Internet y acceder a servicios de suscripción.

El informe señala que los servicios de vídeo 4K y algunos dispositivos de domótica encuadrados en la categoría de Internet de las Cosas, podrán más presión sobre la red, ya que jugadores de este mercado tendrán que garantizar que sus redes evolucionan desde tecnologías como IPv4 y CGNAT, si quieren cumplir las expectativas de los consumidores.

Juniper cree que será clave la colaboración entre los diferentes actores a la hora de materializar todo el potencial de Internet de las Cosas. Un único proveedor no será capaz de hacerse con el mercado debido a la cantidad de sectores involucrados en el equipamiento de una casa.

Además, el estudio destaca que los elementos de seguridad y control representarán una oportunidad de 12.000 millones de dólares.