Mary Lou Jepsen es la CTO de la iniciativa One Laptop Per Child (OLPC) y máxima ejecutiva de la división de pantallas de Intel. Sus plantes son empezar a vender pantallas de bajo consumo para portátiles y libros electrónicos en la segunda mitad del próximo año. Unas pantallas en las que los usuarios podrán leer incluso con rayos de sol directos y que tendrán completo soporte a color en alta definición (HDTV).

Estas pantallas de bajo consumo cuestan un tercio que las tradicionales LCD y utilizan una décima parte de energía. “En Pixel Qi tenemos una serie de nuevas invenciones que van más allá de las pantallas OLPC y que estamos desarrollando en estos momentos”, explica Jepsen.

Las baterías más eficientes energéticamente son críticas para los dispositivos móviles porque son el componente que más consume. Pixel Qi prevé desarrollar un portátil completo a partir de esta tecnología de pantalla con el fin de crear el modelo más eficiente posible.

Así, uno de los productos en desarrollo es un nuevo papel electrónico que es blanco y que ofrece tanto color como vídeo. Estas pantallas utilizan muy poca energía (sobre todo en comparación con las LCD) y permiten desarrollar nuevos portátiles con baterías que duren más. “Estamos trabajando con otros fabricantes para desarrollar diferentes productos”, señala Jepsen, quien asegura que, gracias a esta tecnología, se puede multiplicar por 5 ó 10 las horas de duración de las baterías en un portátil estándar.