El LG Slimbook es el primer ordenador portátil que la marca saca en el mercado español. Hasta ahora sólo comercializaba dispositivos móviles, electrodomésticos y televisores. Con un grosor de tan solo 13,4 mm y un peso de 980 gramos, hace competencia a las marcas de gama alta como MacBook Air o el Yoga 3 Pro y Thinkpad de Lenovo.

La compañía tecnológica apuesta por esta ventaja competitiva para que el portátil sea el acompañante perpetuo del empleado que puede tener reuniones en cualquier lugar con un ordenador ligero que cumple los beneficios de un sobre mesa. LG también orienta el producto al ocio por su portabilidad, simpleza y rápida gestión.

Las 8 horas de autonomía, el inicio en 7 segundos con tan solo levantar la pantalla o su pantalla de 14 pulgadas con resolución Full HD permite que las tareas profesionales se lleven a cabo de la forma más cómoda y fiable. Los aspectos técnicos también ayudan a un trabajo rápido y fluido; procesador Intel Core i5, RAM de 4Gb, disco duro de 256 Gb y dos puertos de USB 3.0 que permiten una veloz, e insonora, transferencia de documentos.

El Slimbook de LG está ya a la venta en cualquier tienda de electrónica y grandes almacenes por 1.199€.