LG Electronics pondrá fin a la producción de televisores de pantalla de plasma a finales del próximo mes para centrarse en la fabricación de televisiones OLED y de pantalla de cristal líquido, recoge la agencia de noticias Reuters.

La decisión viene motivada por un declive en la demanda de este tipo de televisores, en favor de las TVs LCD, que se han impuesto en el mercado.

No es el único fabricante que ha abandonado este mercado. Panasonicanunciaba el pasado noviembre que dejaría de producir televisores de plasma en marzo de 2014, y Samsung, que compite también con LG a través de Samsung SDI Co Ltd en este ámbito, realizó un anuncio similar el pasado mes de julio y también dejará de producir este tipo de aparatos con pantalla de plamas el 30 de noviembre aludiendo también a la bajada de la demanda global.