Una confluencia de factores, incluyendo el lanzamiento de Windows 10, llevó al segmento de tablets Windows a su punto más alto, alcanzando una cuota de mercado del 9 por ciento, cuatro puntos más que hace un año. Así lo indican los datos preliminares manejados por la consultora Strategy Analytics, según los cuales, en el segundo trimestre se suministraron 50,8 millones de tablets, un 3 por ciento menos comprado con los 52,4 millones vendidos en el mismo trimestre del año anterior.

Eric Smith, analista senior de Strategy Analytics, señala que "la cuota de mercado de Windows sigue mejorando a medida que se ofrecen más modelos por parte de los fabricantes de PC tradicionales y de marca blanca, y Microsoft ofrece una línea de dispositivos Surface más amplía y a través de más canales. La clave en el futuro será si la nueva oleada de tablets 2-en-1 y convertibles es un éxito entre los consumidores o si siguen el camino de los netbooks –seguimos siendo cautelosamente optimistas en este punto–".

El informe señala que Android sigue siendo la plataforma de tablets más demandada, si bien su crecimiento se ha estancado y su participación se mantiene en el 70 por ciento. Apple, por su parte, ha seguido perdiendo cuota de mercado, que se sitúa en un 21 por ciento, cuatro puntos menos que hace un año.

Por marcas, los tablets de marca blanca siguen encabezando las ventas con 15,5 millones de unidades suministradas, el 30,6 por ciento del total. Le siguen Apple, cuyas ventas disminuyeron un 18 por ciento, lo que redujo su participación al 21,5 por ciento, y Samsung, que registró un crecimiento plano, acaparando el 15,7 por ciento de los tablets vendidos en el trimestre. Otros fabricantes que en cambio si vieron aumentar sus ventas fueron Lenovo, Huawei y LG, todos ellos con fuertes estrategias de tablets conectados 3G y 4G. LG, en quinta posición, fue el que registró el crecimiento más fuerte, de nada menos que del 1.189 por ciento.