La facturación del cuarto trimestre del año se elevó a 4.316,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 25,8 por ciento. Con estas cifras facilitadas por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) los ingresos del comercio electrónico en España aumentaron un 24,8 por ciento en 2014 hasta alcanzar los 15.891,3 millones de euros, desde los 12.731 millones del año 2013.

Los sectores de actividad con mayores ingresos en el último tramo de 2014 han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 13,2 por ciento de la facturación total; el transporte aéreo, con el 7,7 por ciento; y las prendas de vestir, en tercer lugar, con el 5,7 por ciento.

Las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 56,4 por ciento de los ingresos en el trimestre, mientras que el resto corresponde compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior. Por número de transacciones, el 44,1 por ciento de las compraventas se han registrado en webs españolas y el 55,9 por ciento en webs del extranjero.

España compra más en el mercado exterior que vende, según  reflejan los datos de la CNMC. El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 1.884,6 millones de euros, un 26,3 por ciento más que en el cuarto trimestre del año anterior. Principalmente, esas compras corresponden al territorio de la Unión Europea (90,6 por ciento), seguidas de Estados Unidos (3,9 por ciento).

Las ventas desde webs españolas hacia el exterior se situaron en 658,3 millones de euros, un 33,2 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. El 73,7 por ciento de las compras desde el exterior han provenido de la UE.