A estas alturas, a nadie le queda duda de que estar presente en Internet es importante para las empresas, que comenzar a realizar algún tipo de negocio por la www es necesario para las compañías, pero, las que ya se han subido a su carro, ¿en qué grado de madurez se encuentra su negocio adaptado al entono electrónico? Esta pregunta asalta a los responsables del área informática de las empresas, porque aunque están simplemente presentes ya no es sufiente.

PricewaterhouseCoopers se ha planteado esa cuestión y, junto con la Universidad de Carnegie Mellon, esta desarrollando un método de evaluación para comprobar el nivel de adaptación de sus clientes al ciberespacio y ayudarles ha concretar su estrategia de cara a conseguir que sus negocios online prosperen. A este método, aun en proceso de desarrollo, se le ha denominado [email protected], siglas que responden a Electronic Business Maturity Model. Más concretamente, se trata de una utilidad que permite definir el grado de madurez o evolución de una compañía en su área de e-commerce. [email protected] relaciona las iniciativas en Internet con un menú de criterios empresariales que incluye un repositorio de más de 700 pautas de las mejores prácticas desarrolladas en organizaciones empresariales valorando nueve aspectos diferentes (seguridad, impuestos, aspecto legal, estrategia, organización, procesos, distribución y operaciones, tecnología de sistemas y gestión de rendimiento.

Características:

• Identifica los puntos débiles y las capacidades

• Prioriza las iniciativas e inversiones

• Evalua los riesgos y analiza el valor que aporta ese e-business

• Valora los socios potenciales de negocio que pueden ayudar a la organización