Se trata del segundo modelo de cámara digital compacta que desarrolla la marca y va a estar disponible con seis tipos de empuñadura diferente entre las que elegir, cinco de ellas hechas de madera meticulosamente tallada a mano, y la sexta está hecha de fibra de carbono con el fin de aligerar su peso. En su fabricación se emplean métodos de compresión heredados de la industria aeroespacial. Hasselblad permite la captura de vídeo HD 1080 con controles manuales y con un objetivo de 3,6x. La nueva Stellar tiene un precio de 1.480 euros y ofrece modos de uso manuales para los fotógrafos que deseen realizar capturar instantáneas con ajustes personalizados.

El fabricante sueco ha querido dotarla de la tecnología más avanzada con lentes ZEISS para ofrecer una calidad en las fotografías capturadas de 21 megapíxeles.