Su aspecto cambia radicalmente y afecta a la lista de buzones del margen izquierdo, así como a las pestañas de la bandeja de entrada, que desaparecen. En su lugar, se muestra en el lado izquierdo de la venta una nueva lista de buzones que se pliega y despliega según la conveniencia del usuario. En la parte superior, aparece una barra de herramientas, en color azul, que muestra lo que parece ser el activador de la bandeja de entrada, así como un gran campo de búsquedas y un botón de acceso a Hangouts, en el borde derecho.

Todo parece muy inspirado en las aplicaciones móviles, tanto su diseño como sus nuevos controles, muy orientados a su uso táctil. De hecho, el site Geek.com señala cómo el nuevo look "está claramente pensado para funcionar en muy diferentes tamaños de pantalla, sin perder funcionalidad", y tiene características presentes en las pantallas de una aplicación móvil de Gmail, que ya filtró la propia Geek.com el mes pasado.

Con esta idea en mente, tal vez no sea descabellado pensar que éste será el diseño de Gmail que marcará todos los demás.

Por ahora, no se sabe nada de cuándo estará disponible el nuevo diseño, si es que llega a buen término, o si se trata simplemente de un ejercicio experimental de algunos ingenieros de Google. Después de todo, muchas compañías juegan con diferentes diseños que luego nunca llegan a ver la luz. Tampoco está claro si este nuevo diseño se trasladará a Google Apps.

Aún así, parece que puede ser una primera visión unificada del popular servicio de correo de Google.