Se anunció durante la conferencia Google I/O que tuvo lugar la semana pasada. La Play Store hace cambios para mejorar la experiencia de todos los usuarios. Sus títulos se presentarán a los usuarios en función de sus gustos y aficiones, y se harán categorías, como cocina, moda, sorteos, etcétera, adaptadas a cada perfil.

Pero, sobre todo, destacan los cambios orientados al control parental. A los niños les encantan los tablets y móviles desde bien pequeños, pero no se les puede dejar navegar libremente con ellos. Necesitan ayuda para encontrar aplicaciones, juegos y vídeos apropiados para ellos.

A partir de ahora, facilitará el descubrimiento de aplicaciones, juegos, películas o programas de TV que se adapten a este público mediante una estrella verde que identificará su idoneidad.

Los padres podrán filtrar los contenidos por edades, o buscar algo y luego filtrar los resultados por edad. También verán páginas dedicadas a personajes o marcas populares, así que si los niños están obsesionados con Peppa Pig o Star Wars, podrán ver todo el contenido que hay sobre ellos en el mismo lugar.

Las calificaciones de terceros darán a los padres una idea de si los contenidos son apropiados o no, sin tener que depender de lo que dice el desarrollador de la app. Además, también se diferenciará mediante etiquetas aquellas apps que soportan publicidad y habrá una protección más fuerte vía password para las compras in-app.