El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dio la razón a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) el pasado 13 de mayo y responsabiliza a Google del tratamiento que aplique a los datos de carácter personal que aparecen en las páginas Web. Así, cualquier ciudadano tiene derecho a la cancelación de sus datos personales en buscadores cuando la información carezca de relevancia pública y supongan una lesión para el afectado

"Esta semana ya hemos empezado a tomar medidas para cumplir las peticiones que hemos recibido", ha asegurado un portavoz de Google a Reuters. "Es un proceso nuevo para nosotros. Cada solicitud debe ser evaluada individualmente y estamos trabajando lo más rápido posible para acelerar el proceso".

Google ha recibido más de 41.000 solicitudes, en los cuatro días posteriores a la publicación del formulario online, preceptivo para solicitar este borrado de datos.

Especialmente tras las informaciones sobre prácticas de espionaje, denunciadas por el miembro de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU, Edward Snowden, las autoridades europeas han sido especialmente sensibles con este tema y muy críticas con compañías norteamericanas, como Facebook y Google, con respecto al manejo de los datos personales que implican a los usuarios europeos.