Google ha diseñado un formulario web, disponible para los ciudadanos europeos, a través del que se podrá solicitar la eliminación de los resultados del buscador. Este es un paso inicial que Google da para cumplir la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que dio la razón a la Agencia Española de Protección de Datos el pasado 13 de mayo.

En el formulario, la empresa dice que “evaluará cada solicitud de forma individual e intentará buscar un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información”.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dio la razón a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y responsabiliza a Google del tratamiento que aplique a los datos de carácter personal que aparecen en las páginas Web. Así, cualquier ciudadano tiene derecho a la cancelación de sus datos personales en buscadores cuando la información carezca de relevancia pública y supongan una lesión para el afectado.

Según Google, esta sentencia le obliga a hacer juicios difíciles sobre el derecho del individuo a ser olvidado y el derecho público a saber, por lo que está creando un comité asesor de expertos, con el objetivo de que aporten una visión más profunda sobre este asunto. La compañía también ha anunciado su intención de trabajar con las autoridades de protección de datos y otros agentes importantes para la implementación de esta decisión.