Después del inesperado éxito de Youtube.com, una página web que ofrece todo tipo de vídeos con servicios centrados en compartir estos contenidos entre los usuarios, ahora es Google el que apuesta por esta fórmula, adecuando Google Vídeo para el mercado español.

Lo primero que encontramos en Google Vídeo es una página web especialmente organizada y diseñada para trabajar con contenidos audiovisuales. Se trata de un nuevo entorno con una renovada interfaz donde el usuario puede localizar cualquier contenido a través del buscador o mediante las categorías que se han elaborado.

Aparte de buscar y localizar vídeos, el objetivo del servicio es que los usuarios puedan compartir sus propios vídeos a través de Internet y que el proceso sea fácil de llevar a cabo. De este modo, cualquier usuario puede publicar sus propios vídeos para que otros internautas los puedan ver mediante streaming o descargarlos.

A diferencia de otros servicios similares, Google Vídeo ofrece también la posibilidad de que los usuarios o las empresas obtengan beneficios económicos con sus vídeos. Así, es posible insertar publicidad en los vídeos o cobrar por las descargas.

Apostando por los contenidos legales, Google ha llegado a acuerdos con Warner Music, Barça TV o Disney para ofrecer sus contenidos en vídeo de forma legal. Además, desde la compañía aseguran que realizarán controles periódicos de los vídeos que vayan formando parte del servicio, para identificar y eliminar los que no respeten los derechos de autor.

http://video.google.es/