Gartner pronostica que 6.400 millones de cosas conectadas estarán en uso en todo el mundo en 2016, un 30% más comparado con 2015, y llegará a 20.800 millones en 2020. La consultora prevé asimismo que, el próximo año, se conectarán cada día 5,5 millones de cosas nuevas.

Gartner estima que la Internet de las Cosas (IoT) impulsará la inversión en servicios, por un valor de 235.000 millones de dólares en 2016, un 22% más con respecto al año en curso. Los servicios están dominados por la categoría profesional (en los que las empresas contratan a proveedores externos con el fin de diseñar, instalar y operar los sistemas de IoT), sin embargo los servicios de conectividad (a través de proveedores de servicios de comunicaciones) y los servicios de consumo crecerán a un ritmo más rápido.

Aparte de los coches conectados, el sector de consumo continuará aparando la mayor cantidad de cosas conectadas, mientras que el sector corporativo es que el genera el mayor gasto. Gartner estima que 4.000 millones de cosas conectadas estarán en uso en el sector de consumo en 2016, y llegará a los 13.500 millones de dólares en 2020.

En términos de gasto de hardware, las aplicaciones de consumo generarán unos ingresos de 546.000 millones en 2016, mientras que el uso de cosas conectadas en la empresa generará 868.000 millones.