Uno de esas características que no llegarán con Windows 10, será el soporte a extensiones. Microsoft espera tener un ecosistema de extensiones para que los desarrolladores puedan llevar su trabajo a Chrome o Firefox. Esta novedad podría llegar a finales de verano o el otoño próximo, según informa Neowin. La compañía también quiere llegar con las extensiones a los smartphones, pero eso es un objetivo a largo plazo debido a las restricciones en cuanto a tamaño de pantalla, memoria y potencia de los dispositivos.

También está en camino, según Neowin, la capacidad de sincronizar contraseñas, marcadores, pestañas e historial en todos los dispositivos Windows 10, pero no hay un calendario al respecto. No obstante, sorprendería que no estuviera disponible en la fecha de lanzamiento y, como aún no hay fecha para las versiones Android o iOS de este nuevo navegador, la sincronización no resultará tan útil para las personas que no hayan apostado completamente por el mundo Windows.

El asistente virtual de Microsoft, Cortana, formará parte del navegador desde el primer día con la posibilidad de realizar consultas y búsquedas de información con voz, pero no es una sorpresa que Microsoft quiere mejorar sus capacidades en el futuro, explica PCWorld.com. Por ejemplo, Cortana podría mostrar el tiempo cuando parezca el usuario está solicitando esta información en la barra de búsqueda.

Microsoft ha dado más detalles. Por ejemplo, está dejando atrás tecnologías como ActiveX, Browser Help Objects y VBScript, y está trabajando para añadir nuevas capacidades como el soporte al bloqueo del puntero, que permitirá al navegador detectar el movimiento del cursor en determinadas acciones.

Sin duda, supondrá un avance respecto a Internet Explorer por su diseño simple y funciones útiles, pero veremos todo su potencial más adelante.