FACUA-Consumidores en Acción prepara nuevas denuncias contra las operadoras de telecomunicaciones Jazztel y Vodafone, por continuar incumpliendo la ley, al cobrar 1 euro más IVA (1,21 euros) poremitir la factura física o en papel a los usuarios.

FACUA entiende que no se puede obligar al consumidor a poseer el servicio de comunicación electrónica para consultar sus facturas, ya que éstas son un documento que por derecho se debe recibir gratuitamente.

La asociación explica que denunció este hecho en agosto de 2013 y asegura que esta práctica se ha visto señalada aún más ahora, tras emitirse la nueva normativa en materia de defensa de los derechos de los consumidores. Diez meses después, ninguna Administración ha anunciado multas.

Es más, ambas compañías mantienen aún en sus páginas web las cláusulas en sus contratos que indican el cobro de esta cantidad por emitir los recibos en papel.

La asociación señala que el 13 de junio de 2014 ha entrado en vigor la última modificación de la ley general de defensa de los consumidores, que dedica un artículo expresamente a esta práctica abusiva y refuerza su prohibición. "En los contratos con consumidores y usuarios, éstos tendrán derecho a recibir la factura en papel. En su caso, la expedición de la factura electrónica estará condicionada a que el empresario haya obtenido previamente el consentimiento expreso del consumidor”, reza la normativa.

Las compañías telefónicas alegan que la facturación física de los importes adeudados debe considerarse un servicio adicional y no un derecho reconocido, al interpretar que a día de hoy existe la posibilidad de recibirlas por medios electrónicos o telemáticos.