Por ejemplo, alguien que hable español puede llamar a otro usuario de Skype que hable alemán, y cada uno tendrá la conversación traducida al idioma nativo y en tiempo real. La app va a proporcionar de forma instantánea tanto traducción de voz como transcripción de texto que permite al usuario comprender lo que se está diciendo.

La idea es que el soporte de traducción de voz y texto de Skype Translator se amplíe a 50 idiomas diferentes, incluido árabe, catalán, japonés, polaco o catalán.

El soporte al alemán se lleva trabajando desde hace tiempo y el propio CEO de Microsoft, Satya Nadella, hizo una demostración de la aplicación en una conferencia el año pasado en la que dos empleados de la compañía hablaban alemán e inglés simultáneamente.

La primera beta de la aplicación se presentó a finales de 2014 y está abierta desde el pasado mes de mayo a cualquier usuario con Windows 8.1. Es un proyecto que evidencia la estrategia de la firma de llevar rápidamente las innovaciones desde su división de investigación a productos que puedan ser utilizados por los consumidores.