Boston Dynamics, compañía que fue adquirida en el año 2013 por el gigante Google, es la responsable de este perro robot de nombre Spot, que vuelve a mostrarse en público tras un año desde su primer paseo.

Spot sustituye al anterior cuadrúpedo, BigDog, siendo más ligero que éste, con un peso de 72 kilos frente a los casi 110 kilos de su antecesor, lo que significa además que tiene una mejor movilidad. Asimismo, y gracias a su diseño más reducido, es perfecto para moverse tanto en espacios interiores como en exteriores.

Spot ha sido diseñado con patas hidráulicas y viene equipado además con diversos sensores. Gracias a todo ello es capaz de ponerse de pie, caminar a distintas velocidades, andar por terrenos irregulares, subir una cuesta sin esfuerzo o moverse ágilmente por una escalera. Un eficiente perro robot que funciona con baterías de larga duración.

Además, se trata de un vehículo de gran autonomía que puede ser controlado a distancia y que se convierte, de esta forma, en un aliado perfecto  tanto para misiones militares como acciones de rescate ante desastres naturales o mapeo en áreas de gran peligrosidad para las personas. Como vemos, desde Boston Dynamics insisten en continuar trabajando en el desarrollo de prototipos y robots pensados para la asistencia a los humanos.

Imagen: Boston Dynamics