Gartner rebaja suspredicciones sobre el gasto mundial en TI, situando su crecimiento en un modesto 2,1 por ciento en 2014 hasta alcanzar 3,7 billones de dólares. La presión sobre los precios de los productos y servicios tecnológicos está erosionando la capacidad de crecimiento del mercado global, así como la escasa diferenciación en los productos productos sigue lastrando la evolución del gasto tecnológico en todo el mundo.

Sin embargo, los expertos de Gartner creen que entre 2015 y 2018 se recuperarán las constantes "normales" del gasto. Además, se aventura un nuevo enfoque tecnológico, no ya basado en los productos y servicios, sino en los procesos de negocio que hacen posibles las nuevas tecnologías.

Esta nueva oleada de cifras indica que los dispositivos, PC, portátiles, móviles, tablets e impresoras, crecerán un modesto 1,2 por ciento, hasta los 685.000 millones de dólares, en gran parte impactado por la incesante guerra de precios y a cierta madurez del mercado de tablets, especialmente en Estados Unidos.

Los centros de datos supondrán una recaudación anual de 140.000 millones de dólares, con un pírrico crecimiento del 0,4 por ciento, mientras que los servicios TI rondarán los 967.000 millones de dólares, éstos sí, con una sana evolución del 3,8 por ciento con respecto a 2013.

En el mercado de software empresarial, se ingresarán unos 321.000 millones de. dólares, con un importante aumento del 6,9 por ciento con respecto al ejercicio anterior. En este caso, el software de base de datos será el gran motor.

Pero son los servicios de telecomunicaciones los que no terminan de despegar y la estimación de crecimiento apenas se cifra en el 0,7 por ciento por ciento en 2014, con un gasto alcanzando los 1,6 billones (con b) de dólares y una reducción sensible, por ejemplo, en los ingresos por voz del 10 por ciento, que además los expertos consideran se extenderá en los próximos años.

La guerra de precios especialmente en mercados emergentes es uno de los grandes retos que afronta esta industria y que probablemente se acentúe en el futuro próximo.