Lenovo ha ampliado su gama YOGA con el lanzamiento del nuevo YOGA 700, un portátil convertible premium diseñado para ofrecer rendimiento y movilidad, gracias a sus cuatro modos de uso (portátil, stand, tienda, tablet) y a Windows 10. El equipo está disponible con dos tamaños de pantalla: de 11 pulgadas para usuarios que necesitan un portátil delgado y ligero, y de 14 pulgadas para usuarios que precisan más velocidad y fiabilidad. Ambos dispositivos están equipados con una pantalla multitáctil de 10 puntos IPS Full HD y unos altavoces estéreo Dolby DS1.0 Home Theater, para disfrutar de imágenes nítidas y de un sonido óptimo.

Con un peso de 1,1 kg y un grosor de 15,8 mm, el ultra portátil YOGA 700 de 11 pulgadas integra una batería con más de siete horas de duración, que permite a los viajeros trabajar y divertirse, ya que permite disfrutar de una buena película gracias a su modo stand, dar un una conferencia en el modo tienda o mirar un mapa en el modo tablet.

Por su parte, con un procesador Intel Core i7 de sexta generación, una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 940M opcional y hasta 8 GB de memoria DDR3L, el YOGA 700 de 14 pulgadas ofrece un potente rendimiento para mejorar la productividad. Sus 256 GB de almacenamiento SSD permiten que los usuarios puedan ejecutar programas y transferir archivos de una manera mucho más rápida, centrándose en el trabajo. El equipo incorpora un teclado AccuType retroiluminado con diseño ergonómico que hace la escritura mucho más cómoda, precisa y fácil para los ojos en entornos poco iluminados. Con el fin de ofrecer a los usuarios un trabajo ininterrumpido, el dispositivo tiene la potencia y la duración de la batería necesarias.

A partir de este mismo mes estarán disponibles en la página web de Lenovo. El modelo de 11 pulgadas se venderá a partir de 799 euros, mientras que el de mayor tamaño de pantalla se comercializará a partir de 899, precios sin impuestos.