Lo ha reconocido el propio Pichai a un grupo de estudiantes de la India, durante su reciente visita al país. Según el directivo, la multinacional podría llevar a cabo una encuesta online para seleccionar el nombre de la próxima versión de Android, hasta ahora conocida como Android N. También bromeó diciendo que si participa en ella todo ese país, habría muchas posibilidades de que el futuro nombre (tradicionalmente un postre) que identificase al sistema procediera de este superpoblado país.

Ya es habitual que la firma bautice las versiones de sus sistemas con un nombre de postre, desde que llamó a la versión 1.5 Cupcake. Luego le siguieron Donut, Eclair, Froyo, Gingerbread, Honeycomb, Ice Cream Sandwich, Jelly Bean, KitKat (que incluía un acuerdo de marketing con Nestlé, Lollipop  y la actual versión Marshmallow.

Como señala PCWorld.com, la idea de la encuesta no es descabellada, resulta divertida y puede aumentar la expectación alrededor del próximo Android. Además, podría atraer la atención en países como la India, muy interesante para Google y su iniciativa Android One. Aunque tampoco se puede descartar que la compañía suscriba un acuerdo comercial con alguna marca conocida de postres, como ya hiciera con KitKat.