HDMI es una interfaz de conexión comúnmente conocida dentro de la electrónica de consumo por proporcionar un puerto de conexión entre equipos. DisplayPort, por su parte, es menos común, pero todavía hay muchos dispositivos que lo adoptan. En cualquier caso, se trata de dos estándares de vídeo y audio con grandes similitudes, de los que vamos a ver sus posibilidades.

Conector HDMI

En el lado de HDMI podemos encontrar tres variaciones diferentes, cada una de las cuales con 19 pines de conexión.

  • El tamaño estándar (Tipo A) se encuentra presente en televisores, proyectores, decodificadores y ordenadores portátiles.
  • Por su parte, una edición más pequeña denominada mini-HDMI (Tipo B) se encuentra en algunos ordenadores portátiles o equipos 2 en 1, así como en tabletas. 
  • La tercera denominación es la que conocemos como micro-HDMI (Tipo C) que se encuentra en dispositivos como tabletas y teléfonos inteligentes.

Sigue los enlaces que te mostramos a continuación para localizar cada tipo de cable HDMI compatible disponibles en Amazon:

Por su parte, DisplayPort está disponible en tan solo dos tamaños diferentes y cuenta con 20 pines. Al igual que HDMI, existe la versión de tamaño completo pero solo como alternativa más pequeña que ha pasado a denominarse Mini DisplayPort (hecha por Apple). Físicamente, es el mismo puerto que el que conocemos como Thunderbolt.

Es necesario indicar que algunos dispositivos vienen tanto con puertos DisplayPort, como HDMI, en lugar de ofrecer uno solo. Esto garantiza una mayor compatibilidad a la hora de utilizar uno u otro.

Resolución, calidad de imagen y ancho de banda

En base a las distintas versiones que han sido aprobadas con el paso del tiempo, cada modalidad admite diferentes calidades y anchos de banda.

Así, la versión 1.2 de DisplayPort admite resoluciones de vídeo de hasta 3840 x 2160 píxeles (conocida como 4K) a un frecuencia de actualización de 60 Hz, la cual es compatible con todos los formatos de vídeo 3D comunes.

En términos de ancho de banda, puede gestionar anchos de banda de 17,28 Gbps. La versión 1.3, cuando sea aprobada definitivamente, admitirá una resolución de hasta 8192 x 4320 píxeles (el equivalente a 8K), o dos transmisiones simultáneas de 4K. También doblará el ancho de banda a 32,4 Gbps.

La principal desventaja de DisplayPort en este instante es que no admite datos de Ethernet y que el estándar no tiene un canal de retorno de audio. Sin embargo, es capaz de manejar múltiples salidas de vídeo, lo que significa que puedes utilizar más de una pantalla a través del mismo puerto.

En el otro lado, la versión 1.4 de HDMI es la más común en estos momentos. Admite la misma resolución 4K que DisplayPort 1.2, pero a solo 30 Hz, lo que supone resoluciones de 4096 x 2160 a 24 Hz.

Por encima de la indicada se encuentra HDMI 2.0, la más reciente que ya forma parte de algunos nuevos equipos Smart TV. Duplica la frecuencia de actualización a 60 Hz y aumenta el ancho de banda de los 10,2 a los 18 Gbps.

A diferencia de DisplayPort, todos los HDMI admiten el retorno de audio y son compatibles con Ethernet de 100 Mbps. El primer factor indica que pueden transmitir audio en sentido ascendente a un dispositivo, como pueda ser un receptor de AV.

También es compatible con CEC (Consumer Electronics Control), una función que permite a los usuarios controlar dispositivos con un solo mando a distancia.

Audio

En términos de audio, realmente no hay diferencia, ya que las últimas versiones de HDMI y DisplayPort admiten hasta ocho canales de audio digital de hasta 24 bits y 192 KHz.

Longitud

La mayoría de los cables HDMI vienen a ofrecer longitudes cortas de uno o dos metros, de manera que si deseas cubrir una larga distancia, es posible que tengas que recurrir a un amplificador de señal o un cable ‘activo’ que amplifique la señal en sí. El estándar HDMI no especifica una longitud máxima.

En el caso de DisplayPort, con una longitud de hasta 2 metros de largo es posible entregar vídeo en calidad 4K. También es posible utilizar un cable pasivo de hasta 15 metros de largo, pero estaremos limitando la resolución a 1080p (Full HD) como define la norma. En la práctica, es posible manejar la resolución óptima de 2560 x 1600 píxeles en cables de longitudes de hasta 5 metros.